25 de septiembre de 2022

80 Grados, tradición y fusión en tu plato

Dice la canción que donde fuiste feliz siempre regresarás, en nuestro caso donde comimos bien siempre regresaremos. Esto es exactamente lo que nos ha pasado en 80 Grados. Con 4 locales distribuidos por toda la capital, este restaurante es una muy buena opción para disfrutar de una cena romántica o con amigos. En nuestro caso hemos visitado los locales del barrio de Malasaña y del Paseo de la Castellana, ambos en Madrid Centro.

La carta de 80 Grados ofrece una amplia variedad de opciones, toda ella en un formato de miniplatos, distribuido en fríos, calientes y postres. Nosotros a pesar de haber probado alguna opción fría en otra ocasión, en nuestra última visita nos decantamos por los calientes. En primer lugar, y repitiendo, el huevo trufado servido en un curioso bol con forma de huevo de avestruz. Después, continuamos con las patatas bravas (a su manera) y el mollete al vapor planchado relleno de cordero moruno. Por último, probamos la deliciosa terrina de cordero confitado con ñoquis y crema de nata. Estos cuatro miniplatos nos dejaron un muy buen sabor de boca, aunque sí que esperábamos un poco más de las bravas.

Aunque en ese punto ya estábamos bastante llenos, no podíamos irnos sin probar uno de sus atractivos postres. En nuestro caso, su famosa leche con galletas y chocolate, servido como una espuma de galleta maría sobre helado de leche y una base de toffee.

Huevos trufados, 2 tipos de cordero y patatas bravas-

Estos platos son los que probamos en la segunda visita al restaurante, pero no queremos dejar de compartir con vosotros los manjares que descubrimos anteriormente: el falso risotto de secreto y setas y el ramen madrileño con fideos y huevo poché. En cuanto a las cantidades, a pesar de que son llamados miniplatos, con dos por persona es suficiente, y muy buena opción la de compartir para poder probar diversas opciones.

A pesar de ser platos con ingredientes muy tradicionales, debido a que trabajan una cocina basada en las bajas temperaturas los resultados son unos sabores realmente sorprendentes al paladar.

Respecto a las bebidas, tienen tres especialidades de la casa: distinto de verano, agua de valencia y sangría ochenta grados. La verdad que son una versión muy original de bebidas muy conocidas por todos nosotros.

80 Grados, Malasaña

Sin duda, para nosotros es uno de los mejores restaurantes que hemos probado en Madrid. Si aún no os hemos convencido con la comida y la bebida, destacar que tanto el local, como la amabilidad del personal son extraordinarios.

En este caso no hemos disfrutado de descuento con la aplicación del Tenedor, sin embargo vosotros si que podéis conseguir 10€ de descuento registrándoos con este código.

821CFC37

Un comentario en «80 Grados, tradición y fusión en tu plato»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.