24 de septiembre de 2022

Elden Ring, la cara B del juego

Como bien sabréis, hace unos días (concretamente el 25 de Febrero) salió a la luz el esperado juego de rol Elden Ring y, como era de esperar, ha causado un gran revuelo en redes sociales donde millones de usuarios se lanzan a compartir sus opiniones. A pesar de que nos encanta hacerlo (y tened claro que seguiremos haciéndolo), hoy no haremos una reseña sobre su jugabilidad, detalles específicos o primeras impresiones de este juego como tantas veces hemos hecho en esta web o en el canal de Youtube. El motivo es sencillo, no lo he probado y no es de lo que quiero hablar en este post. Fijaos, no está en la categoría gaming, sino en popurrí/opinión. En este artículo abro debate y comparto una serie de reflexiones, de las cuales me encantaría conocer vuestra posición. Por lo tanto, si os animáis os leeré gustosamente en comentarios.

Elden Ring
Elden Ring ha causado un gran revuelo en RRSS

En mi caso, como comentaba en las primeras líneas de este artículo, ni he comprado el juego ni he tenido la oportunidad de probarlo. ¿Por qué? Muy sencillo, los juegos estilo souls, al menos de momento, no son mi tipo de juego. Por ello, conociendo las características de Elden Ring, decidí dejar mi cartera en el bolsillo. Bien, con este apunte claro vayamos por fin al punto crítico de este artículo.

Tengo sentimientos encontrados mientras observo desde la sombra la avalancha de reacciones en redes sociales. Por un lado, unas que me gustan y me enorgullecen de la comunidad del videojuego, de la que me considero participe. Son esas personas que les está encantado, personas que catalogan Elden Ring de obra maestra y este título les produce esa adrenalina de un juegazo. BRAVO, veo a esos usuarios realmente disfrutando y eso me alegra.

Sin embargo, también estoy percibiendo (y no son pocas las fuentes) muchos comentarios con un aura de negatividad y cierta maldad que me dejan con mal sabor de boca. Es cierto que si una persona compra un juego por el hype o porque «está de moda» y después no le gusta o no se adapta a su estilo, es culpable de su error. Pero, ¿realmente es necesario menospreciar a esos usuarios? ¿Eres menos jugador que una persona que logra un no-hit en Dark Souls III? Mi opinión es rotundamente NO. Tal vez no tenga esos skills en concreto, pero es tan jugador el primero como el segundo.

Si os habéis fijado, en ningún momento de este artículo he usado la palabra gamer. Desgraciadamente este termino está tomando una connotación muy diferente a lo que debería reflejar, al menos a mi parecer. La brecha entre lo que se denomina gamer o jugador casual no debería existir. Para mi es igual de jugador una persona que disfruta jugando al Fifa los fin de semana, como el que juega 8 horas diarias de League of Legends. Los videojuegos (salvo que seas profesional y sea tu puesto de trabajo) deberían ser entendidos como una afición hecha para disfrutar, desconectar de nuestra rutina diaria, y en ningún caso utilizada para atacar a otras personas.

Por último voy a cerrar este post con el famoso tema de la dificultad «fácil». Como os habréis dado cuenta soy defensor de aquellos que juegan para disfrutar. Tu lo puedes hacer paseándote por el mapa viviendo la historia de un videojuego de manera tranquila logrando esa paz, sin preocuparte demasiado en dejarte la vida derrotando a los enemigos. O bien puedes buscar un desafío total que ponga a prueba tus habilidades de jugador. Ambos casos son respetables y la dificultad no debería ser determinante a la hora de que una persona pueda o no pasárselo bien con un juego. Pues bien, una vez más, en Elden Ring se está criticando en algunos foros la dificultad del juego. Este parámetro de dificultad que (salvo que yo me esté equivocando) no se puede modificar y que es realmente bastante alta, no deja de ser una decisión de la desarrolladora del juego, donde por grande o pequeña que sea, tiene un equipo de personas detrás que se han dejado la piel durante muchos meses, incluso varios años, para lograr el mejor resultado final posible. Por lo tanto, a pesar de que estamos en nuestro derecho de dar nuestra opinión, no tenemos ningún derecho a criticar de manera dañina ni a los creadores ni a los jugadores que disfrutan de modos de dificultad menor.

Con esto me despido, como indiqué al inicio, os leo en comentarios.

Un abrazo de corazón por leer esta entrada. Molus.

2 comentarios en «Elden Ring, la cara B del juego»

  1. Totalmente de acuerdo con todo lo que dices, solo una cosa, yo actualmente estoy jugando este juego y en comparación con sus antecesores este videojuego aumenta su dificultad pero de una manera natural, al ser mundo abierto puede que te encuentres con un boss que es mas avanzado y eso frustra a los jugadores o al menos si no puede matar al boss en cierto tiempo no sabe si tiene o no que estar ahí.

    Tambien comentar que la propia desarrolladora dijo “Elden Ring va a ser mas accesible para todo publico” en definitiva eso no es así. Lo que si quiero dejar claro es que si juegas un souls sabes que va a tener retos y que la dificultad no va a ser ni fácil ni intermedia pero recomiendo a toda persona jugar un souls alguna vez en su vida por la sensación que da al eliminar a un enemigo complejo.

    Muy buen post amigo, como he dicho al inicio estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices.

  2. Estoy de acuerdo contigo, amigo molus. Y me siento plenamente identificada, me gusta jugar por diversión, y reconozco que si la cosa se pone compleja abandono, no tengo paciencia. Pero creo que nunca hay que criticar a la personas que están detrás de este tipo de videojuegos. Y extrapolándolo a la vida real, considero que los retos nos estimulan, nos hacen más creativos, y el superarlos nos da herramientas para vencer las posibles dificultades que se nos puedan plantear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.